¿Qué es el spam y qué tipos de spam hay?

que-es-spam

El término spam es algo que nos suena a todos los que utilizamos alguna vez internet. Aunque sea, simplemente, porque en los principales servidores de correo electrónico siempre hay una carpeta preconfigurada que lleva ese nombre y que se refiere al correo no deseado.

Pero la historia de la palabra spam y su significado más completo van mucho más allá del correo basura. Si quieres saber qué es el spam y aprender a identificar todos los tipos de spam que hay, éste es tu sitio.

¿Qué significa spam?

Spam es una palabra de origen inglés que se refiere a un tipo de carne enlatada que utilizaba el ejército americano para avituallar a sus soldados en la Segunda Guerra Mundial. Unos años después, en la década de los setenta, los cómicos ingleses Monty Python idearon un sketch en el que el spam era algo que se añadía a todos los platos, aunque no se pidiera, llegando a resultar cansino e invasivo.

El sketch se popularizó y el concepto de spam como algo que se recibía incondicionalmente, aun cuando no era ni solicitado ni deseado, se trasladó al mundo de la informática y, por supuesto, de internet.

Esta es la razón por la que todos esos mensajes que nos llegan, principalmente por correo electrónico, pero también en redes sociales, blogs, etc. reciben el nombre de spam.

Así que, si buscamos una definición de spam que sea actual y fiel a lo que hoy entendemos por esto, podríamos decir que es todo ese contenido publicitario que llega por distintas vías telemáticas sin haber sido solicitado y que es enviado de modo masivo a múltiples destinatarios, llegando a resultar molesto para el receptor.

¿Cómo surgió el spam?

El spam es algo que nos acompaña desde hace muchos años, pero no existe una versión definitiva de cuándo y cómo empezó. Las teorías más aceptadas hablan de las invitaciones telemáticas que la compañía de ordenadores DEC realizaba para las presentaciones de sus nuevos equipos, o de un comunicado publicado por un bufete de abogados anunciando sus servicios. Pero, en realidad, lo más probable es que el término se adoptara desde aquel sketch humorístico para definir los mensajes que los usuarios menos expertos enviaban en las redes a grupos de correo o foros de discusión, ya que no sabían diferenciar entre mensajes privados y mensajes colectivos.

Sea como fuere, estamos hablando de, al menos, un cuarto de siglo de vida de esta técnica poco recomendable de márketing directo. Tan directo que puede ser realmente invasivo y por lo que muchas empresas que lo han practicado o cuyo nombre está vinculado a estos envíos acaban siendo denostada por la comunidad de usuarios.

 

que-es-spam-1

¿Qué tipos de spam hay?

El spam, como la mayoría de las cosas relacionadas con el marketing y las comunicaciones a través de internet, ha ido evolucionando desde sus comienzos hasta la actualidad y, por supuesto, es muy probable que lo siga haciendo. La razón de que ese primer spam básico ya apenas se practique es su actual falta de eficacia. Lo que en un principio podía resultar llamativo, novedoso y rompedor ya es tremendamente previsible, aburrido y, por supuesto, evitable. Si el spam quiere sobrevivir, tiene que reinventarse y adaptarse a las nuevas circunstancias. Así, en los últimos años hemos ido viendo distintos tipos de spam, a los cuales vamos a dar un pequeño repaso a continuación.

Tipos de spam según su contenido

El spam se puede dividir en distintas clases según el tipo de contenido que ofrezca. Normalmente, para que un contenido basura pueda resultar mínimamente atractivo se tiene que referir a asuntos con algo de gancho para los destinatarios. Es extraño que una marca conocida o que nadie perteneciente a un sector empresarial serio y estable pueda recurrir al envío masivo de correos no deseados.

  • Mensajes con contenidos sexuales o para adultos

No hace falta explicar mucho aquí. Normalmente, incluyen anuncios eróticos o sobre contenidos pornográficos que dirigen a sitios de pago o con suscripciones. Hubo un momento, hace unos años, en el que este tipo de spam resultaba tremendamente masivo. Hoy en día, tal vez por la saturación del mismo o por el amplio acceso a contenidos para adultos de modo gratuito, ya no se ven tantos correos no deseados con mensajes o anuncios relativos al sexo y la pornografía.

  • Mensajes con contenidos sobre salud y medicina

Este tipo de anuncios está principalmente protagonizado por productos milagro, terapias mágicas o chamanes que superan las posibilidades de los especialistas más reputados en medicina, nutrición, etc. Hubo una época en la que este tipo de anuncios también se publicaban en algunas revistas o suplementos dominicales, algunos de los cuales recurren a esos montajes de antes y después de haber perdido una gran cantidad de peso, haber recuperado una cabellera envidiable o haber aumentado la longitud de determinados miembros del cuerpo.

  • Mensajes sobre finanzas y oportunidades económicas

Pocas cosas hay más deseables que ganar mucho dinero con poco esfuerzo. El anhelo de tener la vida resuelta en términos económicos hace que muchos hayan picado en este tipo de mensajes, en los que se promete información privilegiada sobre inversiones con rentabilidades enormes, o se pide una pequeña ayuda para cobrar una gran herencia que luego se repartirá, etc. Al igual que el spam con anuncios sexuales, este tipo de correo basura está de capa caída. Seguramente porque todos los ingenuos ya han picado y los nuevos usuarios no son tan ingenuos con lo que respecta al correo electrónico.

  • Mensajes sobre contenidos educativos y profesionales

Este tipo de mensajes aparece de modo cíclico cada vez que surge una situación de crisis económica y aumenta el desempleo. La situación desesperada de mucha gente hace que los spammers jueguen con sus ilusiones y les ofrezcan contenidos educativos que les permitan acceder a un puesto de trabajo asegurado o, directamente, les prometan un empleo, todo a cambio de nada… aparentemente, claro.

que-es-spam

Tipos de spam según el canal

Aunque lo más habitual es relacionar el spam con correos electrónicos no deseados, que suelen ir destinados casi directamente a una carpeta separada de la bandeja de entrada, hay muchas otras vías de hacer llegar mensajes basura.

  • Spam en correos electrónicos

Sí, es el más habitual porque el correo electrónico es algo con lo que cuenta todo el mundo que utiliza habitualmente internet. De hecho, lo más normal es que cada usuario de internet tenga más de una cuenta de email, ya sea la perteneciente al trabajo, a temas personales, la que se abrió para enviar memes, la que usa para buscar empleo… y todas ellas son igualmente susceptibles de ser víctimas de spam.

  • Spam en blogs

Todos los que tenemos blogs, y muchos de los que son solo lectores, sabemos lo que es recibir grandes cantidades de spam en nuestra bandeja de comentarios. Lo bueno es que, al igual que en los correos, son fácilmente identificables, por lo que su peligro es mínimo, aunque pueden resultar muy cansinos.

  • Spam en foros

Algo nos dice que la edad dorada de los foros ya haya pasado, pero eso no quita para que todavía haya muchos foros muy vivos y con una actividad que ya quisieran grandes medios de comunicación. Y, como en todos esos sitios en los que hay muchos usuarios, los foros resultan muy tentadores para colar el spam en algún mensaje, firma, adjunto, etc.

  • Spam en SMS

Las aplicaciones de mensajería instantánea tipo WhatsApp o Telegram han robado muchísimo tráfico a los SMS, pero esto no evita que, al igual que sucede con los correos electrónicos, los usuarios de una línea móvil puedan recibir contenido no deseado por este canal. De hecho, al ser algo tan poco habitual, los SMS que contienen spam pueden ser más engañosos que otros tipos de spam, ya que muchos usuarios piensan que proceden de un remitente de confianza.

  • Spam en popups

Los popups son otra de esas prácticas de los spammers habituales en las webs menos recomendables que prácticamente han desaparecido de nuestro día a día. Mucho de lo avanzado en este sentido se lo debemos a los navegadores y sus versiones mucho más respetuosas con el usuario, no tanto por el contenido de dichas ventanas emergentes, sino por lo molesto que resultaba que aparecieran elementos en medio de la pantalla cuando se estaba visitando una web.

Tipos de spam según sus intenciones

No todos los contenidos de spam son igual de maliciosos ni pretenden lo mismo. Los hay que son realmente peligrosos y los hay que resultan prácticamente inofensivos.

Entre estos últimos se pueden considerar algunas cadenas y algunos mensajes de spam que incluyen rumores, fake news, etc. Ojo, las fake news no son tan inofensivas en determinado sentido, pero aquí nos referimos a otro tipo de amenazas para el usuario y sus equipos

Y es que hay contenidos basura que pueden sustraer direcciones de correo electrónico y datos personales o introducir programas espía y virus que te hagan perder el control de tu ordenador y, en el peor de los casos, provocar algún disgusto bancario.

Entre los más peligrosos de estos últimos están los correos spam que redirigen a páginas clonadas de entidades bancarias o instituciones oficiales. Es lo que comúnmente se llama phishing, y es una de las mayores amenazas que pueden afectarnos actualmente en internet.

¿Cómo prevenir y evitar el spam?

Dado que el spam es, exactamente, correo no deseado, muchos de los que lo sufrís estaréis buscando modos para evitarlo y que no siga creciendo. Para que el spam no te afecte en tu día a día, puedes seguir unas cuantas recomendaciones, aunque tenemos que decirte que, hoy en día, el clásico spam de los correos electrónicos está de capa caída.

Lo primero que te podemos decir es que actúes en internet con la misma cautela con la que actúas en la vida real. Es decir, si cuando caminas por la calle alguien se acerca y te da un papel anunciando milagros de salud o financieros no le haces demasiado caso y acabas tirando ese papel a la primera papelera, en internet tienes que reaccionar igual, enviando ese correo a la papelera. O si llaman a la puerta de tu casa y, cuando abres, la persona al otro lado te dice que es un príncipe nigeriano y necesita que le prestes unos cuantos miles de euros para compartir contigo una herencia millonaria, seguro que, como mínimo, le despides educadamente, sin descartar que se lleve un portazo en las narices. Pues eso, tampoco te tragues el spam que te ha llegado desde una dirección desconocida ofreciéndote lo mismo, pero con faltas de ortografía.

No introduzcas tus datos en todas las páginas, formularios, encuestas y demás casillas que se te aparezcan en pantalla

Cuanta menos gente sepa tu dirección de correo electrónico, menos posibilidades de que te llegue contenido basura. Un consejo interesante para esto es que utilices una cuenta de correo electrónico diferente para las cosas más serias o profesionales y otra para registrarte en redes sociales, foros, blogs, etc.

Y, por último, si tu servidor de correo no cuenta con él o utilizas alguna aplicación de correo que te permita configurar esta opción, activa siempre que puedas los filtros antispam. Son mucho más eficaces de lo que parece y pueden ahorrarte mucho tiempo si tu cuenta cae en las manos equivocadas.

Esperamos haberte ayudado en tus cuestiones sobre el spam y, ante cualquier comentario o duda que te surja, no dudes en consultarnos. ¡Te estamos esperando!

Si te ha gustado este post te interesa:

¿Qué es el spam y qué tipos de spam hay?
5 (100%) 3 vote[s]

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: DESAFIO INTERNET SL
FINALIDAD PRINCIPAL: Atender solicitudes de información, ejecución de la contratación de servicios y remisión de comunicaciones comerciales.
LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal
DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal

*

Share This