¿Qué es el FTP y cómo utilizarlo?

que-es-ftp-cabecera

Si ya has oído antes estas siglas, es porque llevan con nosotros prácticamente desde los albores de internet. Y es que cuando algo funciona a la perfección no hay motivo para cambiarlo.

Sin entrar en demasiados detalles técnicos, vamos a aprender algo más sobre el FTP y cómo utilizarlo, sigue leyendo.

¿Qué es el FTP?

El FTP (por sus siglas en inglés de File Transfer Protocol), es un protocolo de transferencia de archivos creado en los años 70 del pasado siglo XX. Actualmente es el protocolo más utilizado para el intercambio de archivos debido a su carácter abierto y estandarizado.

A pesar de su antigüedad, el protocolo ha evolucionado mucho en las últimas décadas y hoy en día existe una enorme cantidad de software en torno al FTP. Además, las transferencias de ficheros puedan realizarse entre máquinas con distintos sistemas operativos.

Está basado en la relación servidor-cliente. Esto quiere decir que necesita, por un lado, una máquina con un programa servidor que permita la comunicación entre diferentes equipos con el objetivo de intercambiarse archivos. Por otro lado, necesitará un programa cliente que es el que realiza la petición, tanto para descargar como para enviar uno o varios archivos.

El protocolo FTP tiene diferentes grados de privacidad. De esta forma, podemos encontrar desde los servidores FTP anónimos, donde cualquier puede descargar o subir archivos, hasta los servidores FTP cifrados que utilizan el protocolo SFTP (Secure File Transfer Protocol).

que-es-ftp

¿Para qué utilizar un FTP?

Como ya habrás deducido por el párrafo anterior, la principal razón de existir del FTP es el envío y la recepción de archivos. Pero cabe preguntarse, ¿En qué circunstancias concretas se podría emplear el FTP para transferir archivos?

Descarga de documentos Pdf

Una de las situaciones más utilizadas es cuando descargamos un archivo desde una página web, por ejemplo, un documento en PDF que obtenemos a través de un enlace. En este caso, lo hacemos a través del navegador y ni siquiera somos conscientes de que el archivo está alojado en una máquina distinta a la que nos muestra la página web. Simplemente, el servidor FTP recibe la petición que hemos realizado al hacer clic en el enlace, comprueba los datos de la conexión y va a buscar el archivo elegido para servírnoslo. En este caso, lo más probable es que la conexión se esté realizando a un servidor FTP anónimo ya que no hemos introducido nombre de usuario y contraseña.

Descarga de documentos de cliente

Otro caso similar y muy habitual es cuando una empresa pone a disposición de sus clientes un espacio en su servidor para que los clientes puedan enviarle archivos. Este es un procedimiento muy habitual en talleres de imprenta que deben recibir los archivos de sus clientes. En este caso se suele disponer de servidores FTP anónimos o crear cuentas privadas vinculadas a cada cliente.

Administración de sitios web

Otro uso muy habitual del FTP es para la administración de sitios web. Muchos desarrolladores optan actualmente por trabajar directamente en la nube, en lugar de hacerlo en un servidor local. En este caso, el servidor FTP nos permite editar directamente los archivos de una web para que los cambios sean efectivos en el mismo momento de la actualización. No está de más decir que este método tiene la ventaja de la inmediatez, pero no está exento de riesgos. Siempre es recomendable tener a mano una copia de seguridad bien reciente.

Cómo utilizar un cliente FTP

Es muy habitual que los proveedores de hosting ofrezcan alternativas a sus usuarios para poder gestionar los espacios web a través de clientes FTP. Los programas para la transferencia de archivos que utilizan este protocolo pueden estar directamente integrados en el navegador o pueden ser programas independientes.

Existen multitud de clientes FTP que se pueden descargar y utilizar de forma gratuita. Algunos de los más utilizados son Filezilla o Core FTP en Windows y Ciberduck en Mac.

¿Qué necesitamos para configurar una cuenta ftp?

Para configurar el cliente FTP solo necesitaríamos los datos proporcionados por el proveedor. Estos datos suelen ser los siguientes:

-Nombre del host o servidor

-Nombre de usuario FTP

-Contraseña de usuario

Además de los datos anteriores, también se suelen proporcionar otros datos como el puerto de conexión o el modo de conexión (activo o pasivo).

¿Dónde puedes encontrar estos datos? Depende de tu proveedor de hosting pero no suelen estar muy escondidos. Por ejemplo, si en tu plan de alojamiento cuentas con cPanel, solo tienes que dirigirte al apartado “Cuentas FTP” y ahí encontrarás toda la información necesaria. Si no es el caso y por algún motivo no lo encuentras, no dudes en contactar con el servicio de soporte correspondiente.

Una vez que hayas obtenido estos datos, solo tienes que abrir tu programa cliente preferido y añadir las preferencias de conexión.

Por ejemplo, en Filezilla solo tienes que ir a “Archivo > Gestor de sitios” y hacer clic sobre “New Site”. A continuación verás una ventana donde te solicita todos los datos de conexión que hemos comentado anteriormente, así como el modo de conexión (FTP o SFTP según te indique tu proveedor).

Una vez que hayas introducido todos los datos, solo tienes que pulsar sobre “Conectar” y podrás acceder al directorio correspondiente en tu servidor para descargar, editar o subir archivos.

que-es-ftp

Desventajas del FTP

Sin embargo, no todo lo referente al FTP es positivo. Y es que hay que tener en cuenta, como comentamos al principio del artículo, que se trata de una tecnología que va a cumplir 50 años.

Hoy en día se cuestiona bastante la seguridad del FTP para la transmisión de información que requiera niveles de confidencialidad altos, por lo que su uso en determinados ámbitos empresariales o gubernamentales está bastante restringido. 

La mayoría de las críticas a la seguridad del protocolo se deben a una cierta incapacidad de encriptar datos sensibles como nombres de usuarios o contraseñas.

Además, los puertos utilizados por el FTP son susceptibles de sufrir diferentes tipos de ataques malintencionados.

Otras desventajas destacadas del FTP se refieren a que las conexiones y transferencias son inestables, lo que puede dar lugar a archivos corruptos o incompletos.

Conclusiones

Esperamos que en este breve artículo hayas adquirido algunas nociones sobre qué es el FTP y cómo utilizarlo. En realidad, el uso y funcionamiento de este protocolo tiene muchas más opciones y posibilidades de configuración.

Si tienes cualquier duda al respecto, puedes dejarnos un comentario o enviarnos un mensaje y estaremos encantados de resolverlas.

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: DESAFIO INTERNET SL
FINALIDAD PRINCIPAL: Atender solicitudes de información, ejecución de la contratación de servicios y remisión de comunicaciones comerciales.
LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal
DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal

*

Share This